Todo accionista debe conocer lo que implica vender una empresa.

“ Una empresa puede tener valor solo si genera utilidades a futuro”

Aswath Damodaran

Vender una empresa es un proceso complejo que requiere una planificación, una estrategia y una ejecución cuidadosa. El dueño de una empresa puede buscar vender su negocio cuando desea jubilarse, cuando buscar enfocarse en otros negocios o simplemente desea capitalizar años de trabajo duro. Vender su negocio puede ser una tarea abrumadora, mentalmente desgastante y hasta puede afectar los sentimientos de uno. Es por esto que es importante planear, analizar y asesorarse de la manera adecuada para lograr una venta exitosa.

Te explicaré sobre los pasos clave para exitosamente concretar la venta de una empresa:

1. Determina el valor de tu empresa: antes de comenzar el proceso de venta de tu negocio, es fundamental entender el valor del mismo. Un experto financiero puede apoyarte en hacer una valuación de la empresa, lo cual involucra analizar estados financieros, características de la empresa, tendencias del mercado y otros factores. Es importante entender que el valor de la empresa no es lo mismo que el precio al cual se logre vender, en ocasiones existen compradores dispuestos a pagar un precio más alto (contra el valor real) debido a sus estrategias de mercado.

2. Prepara tu empresa para la venta: una vez determinado el valor de tu negocio, es hora de prepararlo para la venta. Esto implica una serie de tareas, sin embargo, las más relevantes tienen que ver con temas financieros, legales y fiscales. Es de suma importancia mitigar cualquier riesgo existente en estas áreas para evitar que en la negociación se afecte el precio que se negocie para la empresa. También puede implicar realizar mejoras en procesos, tecnología, actualizar equipos o instalaciones.

3. Encuentra un comprador calificado: este paso se puede realizar en paralelo con el anterior, y consiste en encontrar un compradores calificados que puedan tener un alto interés en adquirir la empresa. Esto se puede hacer a través de una variedad de canales, como banqueros de inversión, mercados en línea, redes de contactos personales, entre otras. Será importante calificar a los compradores potenciales, con el objetivo de enfocarse en aquellos que tengan los recursos financieros y la experiencia para administrar con éxito su negocio después de la venta. De otra manera, se perderá tiempo valioso en procesos que no tienen alta probabilidad de avanzar.

4. La negociación inicial: una vez que haya encontrado uno o varios compradores potenciales, comienza el proceso de negociación. Esto implica acordar un precio de venta preliminar, los términos de la venta y otros detalles, como el proceso de entrega de las operaciones, así como cualquier garantía o condición que sobreviva después de la venta. Será importante contar con asesoría legal y fiscal para este paso, con el objetivo de proteger los acuerdos y buscar una estrategia fiscal eficiente para ambas partes.

5. Completa el due-diligence: una vez que se haya llegado a un acuerdo para la venta, el comprador deberá realizar su proceso de due-diligence o diligencia debida. Esto implica una revisión detallada de estados financieros, contratos, cumplimiento fiscal, y se puede profundizar hasta revisar instalaciones, maquinaria y equipos, CV de personal clave, entre otros temas. Es importante estar preparados para proporcionar al comprador cualquier información o documentos necesarios durante este proceso.

6. Termina la negociación y cierra la venta: una vez completado el due-diligence, es hora de finalizar la venta. Por lo general, esto implica afinar los últimos detalles de los contratos de compra/venta y ajustar los acuerdos finales. Se firman los documentos finales y se transfiere la propiedad del negocio al comprador. También es muy recomendable trabajar con un experto fiscal y/o abogado para asegurarse de que se cumplan todos los requisitos fiscales y legales necesarios.

Existen muchos detalles adicionales del proceso que cobran gran importancia, como los hallazgos del due-diligence y las negociaciones adicionales a partir de los mismos, el proceso de transición del vendedor al comprador, esquemas de earn-out para asegurar las ventas y utilidades futuras del negocio, entre otros factores. Es por esto que siempre es recomendable asesorarse con un experto en fusiones & adquisiciones para vender tu empresa.

Algunos consejos adicionales para tener en cuenta incluyen:

  • Comienza a planificar con tiempo: lo ideal es que comiences a preparar tu negocio para la venta con varios años de anticipación, con el objetivo de asegurar un posicionamiento positivo en el mercado y un historial financiero sólido.
  • Sé transparente: ser directo y honesto con los compradores potenciales acerca de las fortalezas y debilidades de su negocio ayudará a generar confianza y aumentar las posibilidades de una venta exitosa.
  • Considera el proceso post-venta: es altamente probable que el comprador te pida como dueño del negocio, quedarte en un proceso de transición que comúnmente va desde los 6 meses hasta los 24 meses. Este tiempo debe de ser compensado, el comprador se beneficiará de tenerte como consejero y apoyo durante todo el proceso de toma de control de las operaciones.

En conclusión, vender un negocio es un proceso que usualmente dura más de 12 meses. Si se logran ejecutar estos pasos clave correctamente la venta será exitosa, y se obtendrá un precio justo que te permitirá darle una nueva vida a tu patrimonio.

Si buscas vender tu empresa, no dudes en contactarnos. Te ayudaremos a dar los pasos más firmes para proteger y maximizar tu patrimonio.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *